abril 17, 2024 3:23 am
Empresarios bananeros a juicio por financiamiento de grupos paramilitares

Empresarios bananeros a juicio por financiamiento de grupos paramilitares

COLOMBIA INFORMA /

Con los testimonios de excomandantes del Frente Arlex Hurtado de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), la Fiscalía señaló a varios directivos de empresas bananeras de Urabá que aportaron cerca de 33 mil millones de pesos a paramilitares entre los años 1996 y 2004.

Son 14 los empresarios acusados por el fiscal especializado Federico Lopera de aportar a los paramilitares tres centavos de dólar por cada caja de bananos exportada.

Así lo confirmó ante la jurisdicción de Justicia y Paz, Raúl Emilio Hasbún Mendoza, alias ‘Pedro Bonito’, excomandante paramilitar durante el auge de las AUC.

Raúl Emilio Hasbún Mendoza, excomandante paramilitar.

Los empresarios mencionados

La lista de los empresarios sindicados por su vinculación con el paramilitarismo la integran: Óscar Enrique Penagos Garcés, Carlos Sergio Nicolás Echavarría Mesa, Santiago Antonio Uribe López, José Gentil Silva Holguín, Rosalba Zapata Cardona, Iván Darío Mejía Restrepo, Fabio León Restrepo Villegas, Javier Francisco Restrepo Girona, Óscar Luis Aristizábal Vahos, Jaime Restrepo Marulanda, Alberto León Mejía Zuluaga, Jaime Mauricio Restrepo Arango, Diego Andrés J. Restrepo Londoño y James Leaver Wagner.

Al ser considerados de lesa humanidad, los implicados no son beneficiados de la prescripción de los delitos imputados como concierto para delinquir agravado. Algunos de estos empresarios bananeros ya han tenido que restituir tierras que fueron producto del despojo paramilitar a campesinos.

Los fondos se canalizaron a través de la llamada ‘Convivir Papagayo’, dirigida por Alberto Osorio Mejía, sentenciado a 4 años de prisión en 2009, y Arnulfo Peñuela Marín, condenado a 6 años en 2010 por sus vínculos con el Frente Arlex Hurtado de las AUC.

Banacol y Chiquita Brans siguen implicadas

En noviembre pasado, las autoridades italianas enviaron una comunicación a Colombia sobre sospechas de la participación en operaciones de narcotráfico de la Bananera colombiana Banacol.

Entre el 2020 y 2022 fueron incautados en el puerto italiano de Gioia Tauro tres cargamentos de cocaína en contenedores de Banacol que suman 3.4 toneladas de la sustancia que provenían de puertos en Urabá.

Según los investigadores, los narcotraficantes optan por los cargamentos de bananos porque las empresas colombianas tienen muelles privados, lo que hace más fácil introducir la droga, además, la contextura de los paquetes de bananos se prestan para ocultar mejor la cocaína.

En 2007, la multinacional Chiquita Brands fue hallada culpable en Estados Unidos por haber aportado 1.7 millones de dólares a paramilitares. A partir de esas investigaciones, la Fiscalía y la DEA hallaron además que Banacol servía de filial a Chiquita Brands. Exparamilitares como Ever Veloza García, conocido como ‘HH’, confirmó esta versión en 2013.

El jefe paramilitar Ever Veloza García.

“Los verdaderos ganadores de la guerra en el Urabá fueron los magnates de la industria bananera. Todas las fincas bananeras colaboraron: Uniban, Banacol, Chiquita, Dole. Todas las empresas nos colaboraron”, dijo el exparamilitar conocido como ‘HH’.

Varios de los directivos de estas empresas hoy investigados han sido aportantes a las campañas políticas del uribismo, entre las cuales está la de Federico Gutiérrez, Paola Holguín y Verónica Arango.

Colombia es el cuarto exportador de banano en el mundo, y el 60 % del banano proviene de la región de Urabá, donde la empresa Banacol es de las principales comercializadoras.

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Scroll al inicio